Me resulta complicado escribir sobre un libro como La vegetariana de Han Kang, debido -entre muchas otras- a dos razones principales. Primero, porque es una novela que abarca múltiples dimensiones de nuestra realidad, a pesar de su aparente simplicidad (y extensión), y resulta difícil agrupar todos sus sentidos en un solo post. Segundo, porque es una historia que trata sobre la violencia, y no cualquier tipo de violencia, sino aquella cometida contra la mujer, por lo que no me siento el ser humano más idóneo para comentar, ni mucho menos reivindicar, la lucha política connotada en las páginas de esta novela.

Digamos, por ahora, que La vegetariana nos cuenta la historia de una mujer, Yeonghye, que de la noche a la mañana decide dejar de comer carne producto de una horrible pesadilla que la espanta súbitamente. Este sueño, grotesco y vívido, en el que pedazos mutilados de carne roja empapan su ropa de sangre, define su porvenir y la transforma en otra, que rápidamente es cuestionada y recriminada tanto por su familia como por la sociedad que la rodea.

Resulta significativo que la novela comience con la voz de su marido, quien plantea: “Si me casé con ella fue porque, así como no parecía tener ningún atractivo especial, tampoco parecía tener ningún defecto en particular”. Bajo esta lógica, resulta obvio pensar que el esposo de Yeonghye la valora por su posición alienada en sociedad: es una mujer cifrada por los roles asignados desde lo masculino, y por tal razón, para su marido esta es un cubículo, un significante que puede revestirse de los valores promulgados por la institución: la ama de casa que lo espera a cenar.

Bajo la lógica de su marido, Yeonghye es carne y, por ende, un producto animal que no hace sino alimentar su misoginia; en consecuencia, el ejercicio dietético de Yeonghye de abandonar lo animal se transforma en un gesto político, un manifiesto contracultural que pretende abandonar el rol femenino asignado por la institución. La pregunta es: ¿logra Yeonghye subvertir este orden?

Algunos críticos de La vegetariana han elogiado la narrativa de Han Kang y han llegado incluso a compararla con Kafka, principalmente por la poca adjetivación que utiliza y la escenificación de personajes marcados por el peso de la institución. A mi criterio, el cruce elemental entre ambos autores es el clásico devenir kafkiano, que se extrapola en esta novela a otro discurso: mientras que en Kafka los personajes se transforman en animales como manera de escapar de la realidad persecutoria de la Ley, en esta novela la protagonista siente deseos de convertirse en planta, como lo relata en uno de sus sueños: “Me puse cabeza abajo y entonces me empezaron a nacer hojas en el cuerpo y también me salieron raíces de las manos”.

Más allá de las comparaciones que los críticos hacen entre ambos autores, yo considero que la novela de Han Kang es una respuesta al devenir animal de Kafka, que se construye como un gesto subversivo que busca otras alternativas ante la categoría de lo animal. La misma protagonista de la historia señala: “Ya no soy un animal”, pero su discurso se ve intervenido por fuerzas hegemónicas que le dicen: no, sigues siendo carne porque “El ser vegetariano es ir en contra del instinto”.

Esta novela se construye como un discurso alternativo que busca, a mí modo de ver, denunciar la violencia simbólica cometida contra la mujer. Múltiples son sus aristas y disidencias, pero probablemente no es a mí a quien corresponda visibilizarlas a sobremanera. El personaje de Yeonghye es uno por el que no se puede testimoniar.


“La vegetariana” es una novela escrita por la surcoreana Han Kang, publicada en 2007. En 2017 fue editada en español por la editorial Rata.

2 respuestas a “Crítica de libros: “La vegetariana” de Han Kang y la pesadilla de ser mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s